El transporte de contenedores vuelve al trabajo con cuentagotas en el Puerto de Barcelona

El sector del transporte terrestre de contenedores del Puerto de Barcelona retomó ayer la actividad, aunque con cuentagotas. Las empresas volvieron al trabajo tras tres días de inactividad pero los transportistas autónomos mantuvieron ayer el paro y debían decidir, a última hora de la tarde, tras haberse cerrado esta edición, si hoy trabajarían.

Piquetes informativos explicaban a los transportistas que accedían a terminales y depots los motivos del paro. Foto EG.
Piquetes informativos explicaban a los transportistas que accedían a terminales y depots los motivos del paro. Foto EG.

La decisión en un sentido u otro dependía de que las empresas les garantizaran que iban a aceptar que las tarifas que se cobran por los servicios de transporte de contenedores se ajustarán a las fluctuaciones del precio del gasóleo en caso de que éste suba, como ya avanzó ayer este Diario.

Una aplicación desarrollada por el Institut Cerdà permitirá, de forma pública, comprobar dichas fluctuaciones y ver cómo impacta el incremento del precio del combustible en los costes que soporta los operadores de transporte terrestre.

Fuentes de Sintraport, la asociación mayoritaria de transportistas autónomos de contenedores del Puerto de Barcelona y principal convocante del paro, explicaron que durante la mañana de ayer se consiguió el compromiso de algunas compañías pero a última hora de la tarde se tenía que evaluar si el número era suficiente como para poder anunciar la vuelta a la actividad.


Contenedores idóneos

Por otro lado, Sintraport también estaba ayer por la tarde a la espera de que la Generalitat de Catalunya les facilitara un modelo de certificado de idoneidad de los contenedores que el departamento de Territorio y Sostenibilidad se había comprometido a crear para que depósitos y terminales de contenedores, así como los consignatarios, garanticen de alguna manera que los contenedores que el transportista lleva a los cargadores no van a ser rechazados por éstos por no encontrarse en el estado adecuado de uso.

Pese a que las empresas de transporte terrestre, buena parte de ellas integradas en la Asociación de Transportistas Empresarios de Contenedores (ATEC), sí que optaron por trabajar ayer, el ritmo de entrada de camiones a las terminales y depósitos de contenedores fue durante toda la jornada muy lento, en buena medida debido a los piquetes informativos apostados a las puertas de estas instalaciones, que informaban sobre los motivos del paro a los transportistas que pretendían acceder. Pese a ello, no se produjeron incidentes de relevancia.


Movilización en la ciudad

Si los transportistas autónomos deciden seguir hoy con los paros, está previsto que vuelvan a protagonizar marchas lentas con los camiones por las principales vías del Puerto de Barcelona durante toda la jornada.

Como novedad en el apartado de movilizaciones, Vicente Rodríguez, presidente de Sintraport, avanzó ayer a este Diario que en caso de que acuerde acabar con el paro, la próxima semana los camiones saldrán del recinto portuario para adentrarse por las calles de Barcelona ciudad con el fin de dar visibilidad a la problemática del sector y a sus demandas.

Vicente Rodríguez precisó, sin embargo, que la idea era no tener que llegar a este extremo y que Sintraport mantenía su intención de agotar todas las posibilidades de acuerdo con el resto de actores de la comunidad portuaria.

Relacionadas

Por parte del Puerto de Barcelona, recogió el premio su jefe de Medio Ambiente, Jordi Vila (segundo por la derecha), mientras que por parte del Puerto de Cartagena lo hizo si director general, Fermín Rol (en el centro).
Por parte del Puerto de Barcelona, recogió el premio su jefe de Medio Ambiente, Jordi Vila (segundo por la derecha), mientras que por parte del Puerto de Cartagena lo hizo si director general, Fermín Rol (en el centro).
Marítimo

Los puertos de Barcelona y Cartagena reciben el premio EMAS por su gestión medioambiental

La Autoridades Portuarias de Barcelona y Cartagena han obtenido el premio EMAS (Eco-Management and Audit Scheme) de gestión ambiental 2019 en la ceremonia de entrega celebrada en la tarde del pasado martes en el Museo Guggenheim de Bilbao. El Puerto de Barcelona fue galardonado en la categoría de  organización pública de tamaño medio o grande, mientras que Cartagena lo fue en la categoría de organización público de tamaño pequeño.