Embarcaciones de recreo: una de cal y otra de arena

Nuria Nicolau e Irene Álvarez

Aunque los requisitos legales para que una embarcación de recreo con pabellón extranjero pueda acogerse al régimen de importación temporal parecen claros, nos consta que la Aduana está inspeccionando y exigiendo en algunos casos el pago del Impuesto Especial sobre Determinados Medios de Transporte —popularmente conocido como impuesto de matriculación— así como el IVA a la importación, por la entrada temporal en Territorio Aduanero de la Unión (TAU) de una embarcación de recreo matriculada en un país tercero, propiedad de sociedad no residente en la Unión Europea y utilizada con fines recreativos por un socio, también residente en país extracomunitario.

| 10 octubre 2019 - Actualizado a las 08:22h
El argumento utilizado por la Aduana para exigir estos tributos (21% de IVA más 12% de impuesto de matriculación sobre el valor de la embarcación) es la consideración de que la cesión de uso, aunque sea gratuito y con fines recreativos, de la embarcación de la sociedad al socio de la misma, constituye una actividad económica en España que hace surgir un establecimiento permanente en nuestro país. En algún caso, llega a sostener que el establecimiento lo constituiría el amarre utilizado.Si bien l...

Para seguir leyendo hazte premium

Escoja el modelo más adecuado

¿Ya tiene una cuenta? Inicie sesión