Europa-China, la conexión necesaria

El mega proyecto de la Nueva Ruta de la Seda impulsado por China ha impactado en el mundo logístico con un volumen de inversión de aproximadamente un billón de euros. Aunque aún existen dudas sobre cómo las empresas europeas podrán contribuir y beneficiarse de la también llamada iniciativa “One Belt, One Road” (OBOR), existen oportunidades para participar en su desarrollo si se cuenta con la estrategia adecuada. La última edición de Transport Logistic China, celebrada el pasado año en Shanghai y organizada también por München Messe, mostró claramente la vocación de la Nueva Ruta de la Seda por convertirse en una potente estrategia comercial y logística al servicio de China. Con un total de 63 expositores en esta edición de Transport Logistic 2019 en Múnich, la potencia asiática confirma esta apuesta.

| 4 junio 2019 - Actualizado a las 05:20h
Terminal ferroviaria en el Puerto de Lianyungan (China) en el inicio de la línea con Kazajstan.
Terminal ferroviaria en el Puerto de Lianyungan (China) en el inicio de la línea con Kazajstan.
China aspira a revivir la antigua Ruta de la Seda con el mega proyecto “One Belt, One Road”. El objetivo de la iniciativa es facilitar el transporte de mercancías por carretera, ferrocarril y barco entre Asia, África y Europa, promoviendo así la cooperación económica entre los países euroasiáticos y mejorando el comercio intercontinental y las redes de infraestructura. Además, China planea establecer acuerdos...

Para seguir leyendo hazte premium

Escoja el modelo más adecuado

¿Ya tiene una cuenta? Inicie sesión