Menú
Suscripción
· Jordi Trius, presidente de ACB, puso en valor la figura de los consignatarios en la celebración del centenario de la Asociación

ACB reivindica la profesión de consignatario “a pesar de no estar siempre bien reconocida”

  • Última actualización
    13 mayo 2022 05:20

Temas

Ir a galería fotográfica >

La Asociación de Agentes Consignatarios de Buques de Barcelona (ACB) celebró el miércoles por la noche su centenario en un acto donde el colectivo reivindicó su labor en la cadena logística.

barcelona. Obligados en su día a suspender la celebración de su 100 aniversario por la pandemia, ACB reunió el miércoles a un gran número de profesionales y representantes, tanto públicos como privados, del sector logístico local y nacional en un acto que supuso el reencuentro y la reivindicación de una de las profesiones más antiguas, la del consignatario.

Jordi Trius, presidente de ACB, repasó la historia del colectivo y puso en valor la labor que ejercen los consignatarios en el comercio marítimo mundial, “a pesar de no estar siempre bien reconocida o comprendida”. Además, definió a la profesión como “el brazo marítimo del puerto”, profesionales “dedicados a atender a los buques y necesidades de su tripulación y pasaje”.

J. Trius: “Somos los que controlamos y damos servicios de continuidad a la cadena logística”

“En muchos casos somos los que controlamos y damos servicio de continuidad logística a las mercancías cargadas y descargadas en los puertos, por lo que somos parte relevante de la cadena de transporte”, explicó Jordi Trius.

En este sentido, el presidente de ACB recordó que los buques generan valor cuando navegan y transportan las mercancías, por lo que uno de los objetivos principales del colectivo es que el paso del barco por el puerto sea lo más rápido y eficiente posible. Con todo, y sin embargo, Trius recordó que “todavía seguimos luchando por una titulación y un registro oficial efectivo, como existe en otros países cercanos y en otras actividades del sector logístico”.

El presidente de la Autoridad Portuaria de Barcelona (APB), Damià Calvet, quiso sumarse a las palabras de Jordi Trius y manifestó el apoyo del puerto catalán en la lucha para conseguir la titulación y el registro. Mientras que no lleguen estos instrumentos, apuntó Calvet, “la mejor marca de garantía es pertenecer a la Asociación de Consignatarios de Barcelona, que es garantía de éxito y profesionalidad”.

Por su parte, Julio Carlos Fuentes, subdirector general de Normativa Marítima y Cooperación Internacional de la Dirección General de la Marina Mercante, del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA), puso en valor los 100 años de historia de ACB, que cuenta con “muchos valores, dedicación, profesionalidad y ganas de resolver problemas y ayudar”.

J. Trius: “Seguimos luchando por una titulación y un registro oficial efectivo”

Colaboración y cooperación

Durante su discurso, Jordi Trius destacó la “gran capacidad de resiliencia y flexibilidad” de los consignatarios, siendo “nuestro colectivo empresarial y asociativo una muestra de ello”, un entramado que cuenta con empresas de muchos tipos, modelos de negocios y dimensiones. Por lo que, prosiguió, “un puerto altamente diversificado como el de Barcelona permite a todas estas compañías desarrollar su actividad y aportar valor añadido”.

Desde la Asociación de Consignatarios de Buques de Barcelona, incidió su presidente, “intentamos apoyar a todas las agencias consignatarias y defender nuestros intereses comunes a través de grupos de trabajo y participación en múltiples foros” y, paralelamente, “colaboramos con autoridades, asociaciones y colectivos para hacer de Barcelona un puerto más fuerte, eficiente y competitivo”.

En esta línea, Ricard Font, secretario de Vicepresidencia y de Políticas Digitales y Territorio de la Generalitat de Catalunya, hizo especial hincapié en la cooperación entre las cuatro grandes asociaciones de Port de Barcelona, transitarios, aduanas, estibadores y consignatarios, así como a sus respectivos presidentes, “que siempre demostráis tener clara la labor y la importancia de la colaboración”, dejando de lado los “egos”.

Durante la celebración del centenario se pusieron sobre la mesa los retos que afronta el sector en un paradigma complejo y convulso.

“En los últimos años se han incorporado con fuerza nuevos factores que nos conducirán a cambios profundos, como la sostenibilidad y las nuevas normativas de reducción de emisiones y exigencias a los buques para impulsar la descarbonización”, recordó Trius.

Destacó también Jordi Trius la globalización del comercio con un gran protagonismo del contenedor marítimo o la tendencia al gigantismo, que supone “la carrera por incrementar capacidades y aprovechar las economías de escala”, además de las concentraciones empresariales horizontales y verticales. La digitalización, el comercio electrónico, la igualdad de género y los conflictos armados fueron otros de los retos mencionados durante la celebración del centenario.

Reconocimientos

La Asociación de Consignatarios de Buques de Barcelona (ACB) hizo entrega también durante la gala de diferentes reconocimientos a profesionales del sector, como Mariano Sánchez, empresario, agente consignatario y representante naviero del Port de Barcelona, que recibió el galardón de manos de Ricard Font.

Por otra parte, ACB reconoció la labor de Carmen Aramburu, directora de Sanidad Exterior en Barcelona, por su compromiso con la actividad diaria del agente consignatario y por su apoyo a las agencias consignatarias en general y a las dedicadas a los buques de crucero en especial. Recibió el reconocimiento de manos de Damià Calvet.

Asimismo, la Asociación homenajeó al fallecido Ángel Montesinos, que dedicó su trayectoria profesional exclusivamente al sector consignatario. Además, fue miembro de la Junta Directiva de ACB durante 20 años y presidente desde 2008 a 2016 y, posteriormente, vicepresidente primero. En agradecimiento por su labor, Carme Franch recogió el galardón en su nombre.

LA FORMACIÓN

Jordi Trius incidió en la necesidad de dar a conocer la profesión del consignatario, así como en incorporar nuevo talento al colectivo. Por ello, la formación es una de las apuestas principales de la entidad, que cuenta con cursos online en materia de línea regular, transporte ro-ro o líneas tramp.

Los cursos, que se imparten en castellano e inglés, están homologados por Fonasba y más de 700 alumnos de 15 nacionalidades diferentes han atendido ya estas acciones formativas.