Menú
Suscripción

Sarens moderniza el Puerto de Saint Nazaire con una grúa de pórtico Goliath

  • Última actualización
    31 agosto 2022 12:58

Temas

Sarens, líder en transporte especializado, levantamiento de cargas pesadas y alquiler de grúas, ha colaborado en la modernización y mejora de las instalaciones del puerto francés de Saint-Nazaire, mediante la instalación de una nueva grúa de pórtico Goliath.

Para hacer frente a esta importante operación logística, que multiplicará la eficiencia del puerto francés, Sarens debió movilizar equipamiento técnico de aproximadamente 6.000 toneladas en total, para cuyo transporte hasta la zona fue necesario movilizar un buque de carga y aproximadamente 400 camiones.

Como paso previo a la instalación de esta nueva grúa, que se extiende 130 metros sobre un dique seco, fue necesario llevar a cabo el desmantelamiento de la grúa de pórtico existente hasta el momento. Para ello, Sarens utilizó dos unidades de grúa CC 6800 equipadas con plumas de 96 y 114 metros, además de un sistema de torre con strandjacks. A continuación, se procedió a construir una torre independiente hasta una altura total de 103 metros desde el suelo del dique seco sobre el que se ubica la nueva grúa Goliath, utilizando para ello los sistemas SMLT 5800 y SMLT 3500.

Novedades técnicas

La principal novedad técnica de este proyecto vino dada por el uso de unos sistemas de torre sólida, que no requieren de cables guía para operar, construidos para dar soporte a los sistemas de deslizamiento de alto rendimiento y a los strandjacks. También fue necesario reforzar el suelo con hormigón armado, así como mantener apoyadas las patas articuladas de la grúa para mantenerlas en posición vertical mientras se procedía al descenso de la viga horizontal principal. Durante todo este proceso, además, se utilizaron SPMTs de 152 líneas de ejes para el transporte de las piezas desmontadas hasta la zona de descarga.

Para hacer más rápido y eficiente el proceso de montaje de la nueva grúa de pórtico, Sarens decidió, después de prácticamente dos años de estudio minucioso del proyecto, llevar a cabo el mismo proceso que el desmontaje y con la misma maquinaria, aunque en orden inverso. Una vez colocadas las estructuras laterales -las “patas” de la grúa- mediante las dos unidades CC 6800, se procedió al levantamiento de la estructura horizontal, para lo que se adaptó la pluma de una de las grúas para alcanzar los 114 metros, suficientes para poder operar por encima de la nueva estructura del pórtico.

Para este proyecto, Sarens ha movilizado a equipo técnico y de ingeniería procedente de países como Bélgica, Reino Unido, Francia, Irlanda y Eslovaquia, que se encargaron tanto de las labores previas de estudio y análisis sobre el terreno como en el propio desarrollo de los trabajos técnicos de montaje y desmontaje de las grúas.