Ni más ni menos

Miguel Jiménez

Acabaremos pronto con el debate en torno a esta mandanga del nombre del nuevo ministerio que nos gestiona, pero como quiera que el ministro reconfirmado ha sido prolijo en la justificación como punto de partida, es conveniente, además de recordarle la sabia locución latina del “excusatio non petita…”, que entre todos desbrocemos de barroquismo y acomplejamiento tanta rimbombancia nominal para intentar ir a la esencia de lo que en teoría realmente se persigue.

| 15 enero 2020 - Actualizado a las 05:20h
Para ello y a beneficio de inventario de algunos de mis más queridos lectores, servidor va a recurrir hoy una vez más al espíritu sintético del BOE, donde en su edición del lunes y en lo que compete a la reestructuración de los distintos departamentos ministeriales llama la atención cómo en la mayoría de ministerios la explicación de la falla se centra en los asuntos y temáticas que se van a gestionar, no en cómo va a ser esa gestión ni en qué se persigue alcanzar con la misma, mientras que en...

Para seguir leyendo hazte premium

Escoja el modelo más adecuado

¿Ya tiene una cuenta? Inicie sesión