La APV ofrece en tiempo real los datos de la calidad del aire en sus puertos

La calidad del aire de los puertos de València y Sagunto en los últimos meses es buena según recogen los datos de las cabinas de control ambiental que se pueden comprobar en tiempo real en la web de Valenciaport.

| 14 octubre 2021 - Actualizado a las 16:31h
La APV cuenta con varias cabinas de medición de la calidad del aire en los puertos que gestiona.
La APV cuenta con varias cabinas de medición de la calidad del aire en los puertos que gestiona.

En concreto, estas instalaciones están ubicadas, siguiendo los criterios e indicaciones de los técnicos del Centro de Estudios Ambientales para el Mediterráneo (CEAM), en la explanada del antiguo cauce del río Turia y en el muelle Transversal de Poniente con Levante en el Puerto de València y en la zona norte en el Puerto de Sagunto.

Las tres instalaciones de control están equipadas con la última tecnología para medición y control de contaminantes atmosféricos. En este sentido, cuentan con cinco analizadores de gases que miden la concentración de dióxido de azufre (SO2), Óxidos de Nitrógeno (NO2/NO/NOx), Ozono (O3), monóxido de carbono (CO) y Partículas PM10 y PM2.5. 

Además, contemplan parámetros de gases contaminantes y de partículas (recoge 8 elementos distintos) e indicadores meteorológicos (otras 8 fuentes de datos), frente a otras cabinas que solo contemplan la medición de Partículas PM10 y PM2.5.

A esta tecnología se suma que también son una estación meteorológica, para observación y anotación de la velocidad y dirección del viento, pluviometría, radicación solar, temperatura, humedad relativa y presión barométrica e incluyen sonómetros para medir los niveles acústicos del puerto.

Las cabinas de la Autoridad Portuaria de Valencia (APV), que nunca han sido desconectadas desde que están instaladas y que no han registrado ninguna incidencia, permiten conocer la calidad del aire en el entorno de los recintos portuarios, monitorizan a tiempo real el aire lo que facilita conocer en todo momento el estado y mejorar la planificación de operaciones portuaria en caso de que sea necesario para controlar las emisiones.  

Las dos cabinas del Puerto de Valencia están conectadas también a la Red de Vigilancia y Control de la Contaminación Atmosférica de la Generalitat Valenciana y la estación de Sagunto se adherida en próximas fechas.


Compromiso con el entorno

La APV ha invertido más de 300.000 euros en estas cabinas que cuentan con la última tecnología. Esta iniciativa forma parte del proyecto GREEN C PORTS que está coordinado por la Fundación Valenciaport y cofinanciado por la Unión Europea, una iniciativa en la que participan varios puertos europeos para testear tecnologías innovadoras como IoT, Big Data o el análisis predictivo mediante modelos de inteligencia artificial.

Estas nuevas cabinas complementan toda la red de vigilancia de la APV para el control de unas instalaciones portuarias respetuosas con el medio ambiente. Así, estos nuevos centros de control ambiental forman parte de esta red que dispone además de tres estaciones meteorológicas, una decena de sensores medioambientales, mapas de ruido predictivos y estáticos, red de sonómetros, limpieza diaria del agua o estudios periódicos sobre la calidad del agua entre otros. 

En este sentido, el objetivo de la APV es seguir reforzando su compromiso con la sostenibilidad mediante soluciones innovadoras para analizar la calidad del aire, y ofrecer información a la comunidad portuaria y vecinos del Puerto de una forma activa y periódica.

Relacionadas

Róterdam que está liderando los esfuerzos de adaptación y mitigación del cambio climático. Foto: Puerto de Róterdam / Danny Cornelissen.
Róterdam que está liderando los esfuerzos de adaptación y mitigación del cambio climático. Foto: Puerto de Róterdam / Danny Cornelissen.
Marítimo

Puerto de Róterdam y su ciudad: resiliencia frente al cambio climático

El gran desafío del mundo pasa por dar respuesta a la crisis climática. El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) resaltó, en agosto, en su informe “Cambio Climático 2021: Bases físicas”, que el calentamiento global generalizado avanza con mucha rapidez y se está intensificando. De hecho, los expertos apuntan que hasta el año 2100 el nivel del mar podría aumentar entre 28 y 101 cm, comparado con el del periodo 1994-2014. Por otro lado, esta misma semana, una nueva investigación llevada a cabo por Climate Central (un grupo de investigación sin ánimo de lucro), en colaboración con investigadores de la Universidad de Princeton (Estados Unidos) y el Instituto de Investigación del Impacto Climático de Potsdam (Alemania), ha mostrado que, si se sigue con el nivel de emisiones actuales que conducen hacia un calentamiento de 3° C, cerca de 50 ciudades importantes del mundo podrían verse realmente afectadas por la subida del nivel del mar.