Seguimos a tope

Fernando Vitoria

Prometí la semana pasada no volver con la Ampliación Norte de Valencia, así que no lo haré... por mucho que Joan Ribó me quiera tentar. ¡Mira que sabe buscarme la vuelta! Pero no voy a caer. No, porque él mismo se ha retratado hoy (ver página 5) y de verdad lo siento.

| 25 julio 2019

Ha querido el calendario, tan caprichoso como matemático, que el de hoy sea mi último Ojo Avizor hasta el próximo mes de septiembre.

Como bien saben, Diario del Puerto sigue  en agosto a pleno rendimiento, sin faltar ni un solo día a su cita con los lectores, pero durante este mes lo hacemos a través de Internet, que es una de sus grandes ventajas.

Hace años que apostamos por esta fórmula de dar vacaciones al papel y a las máquinas. Mentiría si les dijera que se tomó la decisión únicamente por cuestiones de sostenibilidad, pero no puedo negar que sí fue uno de los argumentos esgrimidos entonces y hoy sigue plenamente vigente, más si cabe.

En todo caso, lo que de ninguna forma se podía cuestionar es que íbamos a mantener nuestro nivel informativo y de autoexigencia para seguir ofreciendo, también en agosto, lo mejor de nuestro equipo profesional. Y en esas estamos todavía.

No cerramos por vacaciones. En agosto nos trasladamos a nuestra particular atalaya ubicada en la red de redes para volver en septiembre, el lunes 2, con el papel en todos sus despachos.

Y aprovechando que el papel se cobija en su guarida estival, los que diariamente tenemos la osadía de pedir que nos lean en este espacio de opinión de la página 2, damos una pequeña tregua a nuestras maltrechas neuronas (por lo menos la mía), para coger un poco de perspectiva y regresar en unas pocas semanas con más fuerza.

Y no sólo mantenemos intacto el compromiso con la información diaria, sino que el equipo de personas que forma Diario del Puerto, está trabajando ya desde hace meses para dar una vuelta de tuerca a nuestra oferta editorial.

No puedo adelantarles demasiado, pero sí les puedo decir que en esta casa siempre hemos considerado que casi en cualquier situación se genera una oportunidad. Donde otros ven el caos y la destrucción, nosotros vemos la posibilidad de seguir trabajando en la dirección que siempre hemos luchado por mantener: la del compromiso con la información y con el sector logístico-portuario.

Comenzaremos septiembre a toda marcha, con numerosas novedades e iniciativas que poco a poco iremos anunciando, así que les pido que sigan fieles a nuestro lado porque no les vamos a decepcionar.

Y damos vacaciones a esta sección precisamente en un momento en el que la estiba reclama de nuevo protagonismo. No sé si es el mejor momento para lanzar órdagos, la verdad. Ni siquiera tengo claro que sea necesario lanzarlos en una temporada larga. Pero es lo que hay.

Regresando de nuevo al discurso de la estabilidad, sigo considerando irresponsable contribuir a lanzar al exterior una imagen de conflictividad que en nada beneficia a los puertos españoles, a ninguno.

Cuando en un país sólo funciona la vía de la amenaza (aunque se aplace a septiembre) es que algo estamos haciendo todos mal, pero que muy mal.

Como no quiero despedir esta sección hasta septiembre dejando un mal sabor de boca, cambio de plano para trasladarles mi agradecimiento por estar ahí, justo al otro lado, y hacérnoslo saber a diario con sus comentarios e interacciones. No saben cuánto se agradecen.


Relacionadas

 
Opinión

Juventud

Durante casi un par de horas estuve el pasado fin de semana conversando con un buen amigo en torno al cambio climático. Interesante. Como única conclusión les comentaré que resulta sorprendente comprobar cómo somos capaces de argumentar sobre casi cualquier asunto sin apenas tener conocimientos sobre el mismo.

 
Opinión

Somos compatibles

Las alertas que envía Diario del Puerto a sus suscriptores, tanto a través del correo electrónico como a través de la aplicación de telefonía móvil Whatsapp, pueden dar buena cuenta de lo “movida” que puede llegar a estar la actualidad en un momento determinado. Es curioso echar la vista atrás y comprobar cómo hay meses de mucho y otros tantos de poco, o muy poco.

 
Opinión

Referentes

Pasan los años y conforme avanzamos en este largo y sinuoso camino (gracias McCartney por alegrar el año de mi nacimiento) nos va quedando más claro que si algo necesitamos en la vida son referentes. Por lo menos yo lo veo así.