Un otoño intenso

Fernando Vitoria

Decíamos hace apenas un mes que el otoño se presentaba intenso. Ahora, desde la perspectiva que nos dan unas vacaciones bien aprovechadas, estamos en condiciones de afirmar que, efectivamente, nos enfrentamos a una etapa apasionante cuya intensidad no va a ser mayor o menor que la de años precedentes, simplemente será la misma.

Los periodistas tenemos tendencia a la grandilocuencia. Los titulares siempre parecen más contundentes si incluyen algún adverbio de tiempo (siempre, nunca, jamás…), algún ordinal (primero, último…) y alguna barbaridad (a gusto del consumidor). Pensar que este septiembre será más o menos intenso que el de otros años no es más que un brindis al sol para autoconvencernos de que no nos queda otra que seguir trabajando.Tengo que sucumbir a la necesidad de referirme al debate estéril, falso, politiza...

Para seguir leyendo hazte premium

Escoja el modelo más adecuado

¿Ya tiene una cuenta? Inicie sesión